Logo de Anestesiología Mexicana en Internet®
Anestesiología Mexicana en Internet®
LA ACTITUD DEL MEDICO ANTE EL ACTUAL
SISTEMA DE SALUD
El presente artículo fue escrito por el Dr. Juan Manuel Villegas Castellanos, Anestesiólogo y Presidente del Colegio Médico de Puerto Peñasco, A.C., Sonora, México, quien amablemente autoriza su publicación en esta página.
Hágase la ley pero no se cumpla, parecería ser el título de la nueva Ley General de Salud. Vemos que en estos años, nuestro sistema de salud pretende emular al caduco y casi antisocial sistema de salud estadounidense, sistema que ha generado gran cantidad de insatisfacción entre su población, a pesar de ser una población con un nivel económico bastante superior a la nuestra.

Los médicos nos distinguimos por la falta total del espíritu para el trabajo en equipo cuando de la defensa de nuestros intereses se trata, así ante el embate de la nueva Ley General de Salud, la creación de la CONAMED, y otros organismos afines que en una muy legítima búsqueda de elevar la calidad de los servicios de salud, luchan porque el médico sea un profesional certificado, preparado, y que permanezca en un proceso de educación médica continua, han creado disposiciones que regulan la práctica de la medicina en México. El médico poco ha hecho ante estas disposiciones, simplemente acatarlas o ignorarlas. Todo estaría muy bien si dichas disposiciones fueran realmente acatadas por el Sector Salud en general, mas cuantas veces no leemos en la prensa la carencia de tal o cual medicamento, la carencia de tal o cual equipo, etc., etc., En el "negocio" de la medicina en el que los actores: laboratorios, hospitales, gobierno, etc., se mueven según sus propios intereses, sería cuestión de preguntarse, a donde iremos a parar como país, en el aspecto de salud, si aún tenemos enfermedades de países pobres, o la bien llamada patología de la pobreza: parasitosis, amibiasis, respiratorias como neumonías en la población infantil, etc.; si el ingreso familiar de la clase más necesitada no alcanza para comprar los productos de la canasta básica, mucho menos para la compra de medicamentos que por su precio a veces teme uno enfermarse, de la misma forma se carece de medios para el pago a un profesional si no se tiene acceso a la medicina institucional, que generalmente no tienen los más necesitados o los que se desenvuelven en la economía informal (comerciantes, ambulantes, etc.), o los que definitivamente son desempleados. ¿Es cuestionable la actitud del empleado o el dueño de la farmacia que utilizando su gran "experiencia" prescribe y vende tal o cual medicamento?, infringiendo una disposición legal tan clara que incluso algunos medicamentos deben venir etiquetados con la leyenda SU VENTA REQUIERE RECETA MEDICA, ¿incluirá la CONAMED entre sus objetivos el arbitraje cuando exista un reclamo de parte de un usuario ante la farmacia o dependiente de la misma por los efectos colaterales, o indeseables de tal o cual medicamento?, ¿existirá simplemente el reclamo del usuario, o lo tomará como algo que se merecía por no acudir a consultar a un profesional?, o ¿acudirá con un profesional médico ocultándole la verdad por temor al "regaño"? ¿o le echará la culpa de la enfermedad causada?.

En el escenario económico, están los grandes laboratorios que, como médicos, justo es decirlo, ofrecen medicamentos de gran calidad y son serios en sus relaciones comerciales, una gran mayoría de estos laboratorios son transnacionales, y algunos también con precios altos (no todos) que sería cuestión de otro análisis, económico por supuesto, otros laboratorios van a la materia prima de su publicidad que son la profesión medica y usando en ocasiones la ignorancia y en otras la necesidad bombardean con sus productos a los profesionales como las tablas de multiplicar en la primaria, uno por uno, uno; uno por dos, dos;........ y así sucesivamente, hasta que logran penetrar en el engranaje cerebral del médico (por supuesto no todos, gracias a Dios) y logran asociar el nombre del medicamento como el primero a prescribir en determinados casos, ¿será cuestión de regular la publicidad?. Pero esa,...... es otra historia..... Ahora la SSA le da la bienvenida a los genéricos, ¿qué son esos?, ni más ni menos que la prescripción del medicamento utilizando el nombre de la sustancia activa o principio básico, es decir la sustancia que tiene el efecto terapéutico o curativo; este sistema tiene muchos años utilizándose en el sector salud (institucional) de hecho el cuadro básico esta constituido por los ya famosos genéricos, habrá voces a favor y voces en contra, a favor simplemente que los precios son mucho mas bajos, las voces en contra dirán (ya se lee en la prensa) que surgirán muchos laboratorios marca "patito" o "chafamex" para entrar al negocio y ¿quién garantizará la calidad de sus productos?, el tiempo y los enfermos lo dirán. El médico se encuentra ahora con la necesidad de ponerse a estudiar mas farmacología ya que necesita conocer exactamente la presentación de la sustancia activa, si va a prescribir etilsuccinato o estearato y cuál será la diferencia (pobres de los dependientes de farmacia o boticarios, van a tener que estudiar también o se las verán con la CONAMED, ¿les suspenderán el ejercicio de la profesión como a los médicos?).Dentro de algunos años, en México como en Estados Unidos la mejor profesión a escoger, por sus beneficios económicos será la de abogado, ¿por qué?, porque la Medicina en Estados Unidos ha sido una de las grandes abastecedoras de clientes para los abogados, ahora en México, por muchas razones, el médico ha dejado de ser para la sociedad lo que era en la antigüedad, ¿por qué a los médicos les dicen DOCTOR? El significado es "SABIO" lo que nos recuerda la obligación de saber, no sólo qué hacer, no los aspectos meramente técnicos, sino saber los procesos que hay bajo las condiciones de salud y enfermedad. Pero la palabra "doctor" también se relaciona con el verbo latino "docere" que tiene que ver con la enseñanza: el médico tiene también la obligación de educar al paciente para que lleve una vida sana, de manera que los que están sanos conserven la salud, y los enfermos se recuperen de su enfermedad. En estos tiempos en que los valores de nuestra sociedad se han visto disminuidos (no desaparecido), en la búsqueda del bienestar económico, existen personas, llámese pacientes, médicos mismos, que en ocasiones por ignorancia, mala fe o envidias buscan desprestigiar la labor de otros médicos, sin adoptar una actitud madura de análisis previo y de búsqueda de la verdad, la Medicina se presta para esto, sigue siendo un gran reto; no existe médico en el mundo que se precie de saberlo todo, quien así lo pregone, falta a la verdad, el campo de la Medicina es tan extenso que nadie podrá abarcarla, por eso existen tantas especialidades y aún dentro de estas mismas existen áreas sin explorar, asimismo el sujeto y no la enfermedad es cambiante, por eso hay palabras que encierran grandes verdades como aquella que reza así: existen enfermos, no enfermedades, es decir los individuos manifiestan y padecen las enfermedades de forma diferente, debe entonces prevalecer la capacidad, el juicio o criterio clínico del médico para tratar las enfermedades que pueda y deba tratar, y aprender a conocer sus propias limitaciones interconsultando o derivando al paciente a opiniones de médicos expertos, o especialistas en el tema, que el paciente agradecerá al saber que se hace por su propio bien.

LA CULTURA MEDICA. La educación o cultura médica entre la población mexicana ha ido creciendo, pero en ocasiones como todo conocimiento, es preciso organizarlo y optimizarlo. ¿Llegaremos como en las naciones desarrolladas ante el temor a la enfermedad, de en cuanto sentimos un pequeño "piquete" en el pecho a correr y solicitarle al médico o exigirle en ocasiones, nos haga un sinnúmero de análisis sanguíneos, un electrocardiograma, una radiografía de tórax, y demás solo por el miedo de sufrir un infarto, y teniendo una edad de 25 años, y demandándolo legalmente si no lo hiciere así o si llegamos a padecer alguna enfermedad similar?. Es aquí donde entra la labor de un buen médico preparado para dirigir esa educación médica orientándolo de acuerdo a la edad prevalente de enfermedades de este tipo, o ¿caeremos los médicos en el mismo temor a la demanda ordenándole una gran cantidad de análisis probablemente hasta el de la composición química del cabello, para satisfacer las exigencias de un paciente, o mejor todavía optaremos por adquirir un seguro de defensa de responsabilidad médica o también llamado en ingles "mal practice insurance?".

La Medicina siempre ha tenido algo de arte, algo de místico y de humanismo, ¿habrá desaparecido esto y se habrá convertido el médico en un trabajador de la salud que debe cubrir un horario, y a veces 2 o más horarios para completar sus ingresos económicos personales que satisfagan sus necesidades, algunas normales y otras impuestas por nuestra misma sociedad como es el status social que implica el asociar el éxito con los logros materiales?, es decir, se es buen médico porque se posee carro último modelo, se viste con traje de seda o a la última moda, se paga la renta elevada de un consultorio en una zona exclusiva, se cuenta con equipo médico actualizado en el último grito de la tecnología (que no es muy barato que digamos), se asiste a los congresos anuales nacionales o internacionales para mantenerse actualizado, se asiste a los eventos sociales de su comunidad, se envía a los hijos a los colegios particulares de elevadas colegiaturas, se vacaciona por lo menos dos veces al año en los destinos turísticos mas bellos de nuestro país, se visita el vecino país del norte en viajes de placer, o de compras navideñas o de equipo médico (soñador) o se paga el servicio telefónico celular, y residencial o del consultorio, la compra de su computadora, y de su servicio de conexión a Internet para mantenerse al día en los últimos avances médicos, (por si fuera poco debe aprender a manejar una computadora), pagar su suscripción anual por lo menos a dos o tres revistas médicas, (¿alcanzará con el salario institucional?) además de ser bilingüe o por lo menos traducir relativamente bien las revistas en inglés ya que la gran mayoría están en ese idioma.

Reproduzco aquí los comentarios del Dr. Ernesto Maldonado Carreño, anestesiólogo, en respuesta al tema de la responsabilidad legal del anestesiólogo en una negligencia médica que ocurre en un equipo de trabajo quirúrgico:

Respuesta: Estimado Lic. Jesús Cabral: En principio ningún médico tiene en mente hacer daño a ningún paciente, o dicho de otra forma no existe premeditación. Segundo, si existe negligencia en alguno o algunos de los facultativos tratantes, deben ser tratados en forma individual, deslindando la responsabilidad de cada uno de ellos en el caso. Tercero, y más importante, considerar asociación criminal cuando esto sucede es tan ilógico como pretender acusar de delincuencia organizada a todos los abogados por el hecho que participen en practicas poco honorables algunos de ellos (mordidas en el Ministerio Público o por el solo hecho de defender a un delincuente). Si Ud. como abogado piensa así ¿qué podemos esperar del común de la gente?. Debemos echar por tierra ese tipo de prejuicios ¿no cree?. En relación a la Comisión de Arbitraje Medico, estoy de acuerdo con Ud. Saludos.

Comentario del Dr. Luis Federico Higgins Guerra, Anestesiólogo, con respecto al mismo tema:

Lic. Jesús Cabral: Mucho le agradezco se haya tomado la atención de escribir a este foro de discusión en esta página web de Anestesiología. Apoyo absolutamente la respuesta del Dr. Ernesto Maldonado y sólo agregaría lo siguiente: las "leyes" o penas que los abogados y jueces dictan las hacen personas que no tienen la más mínima idea de lo que es la Medicina, por lo que también tratan de criminal a los médicos cuando éstos sólo persiguen INTENCIONALMENTE la salud de su cliente, no así otras profesiones que persiguen exclusivamente el beneficio del servidor público y, en ocasiones, del cliente (¡claro!, sólo si este último tiene poder económico y/o legal). Ejemplos sobran en nuestro hermoso México de la "excelente" procuración de las "leyes" a los ciudadanos: por ejemplo, ¿por qué ingresan al reclusorio a una persona que ha robado un pan para llevarlo a sus hijos? y ¿por qué no se hace lo mismo contra personas que, robando millones de dólares y dejando al pueblo mexicano en la miseria huyen como prófugos a otros países?, ¿por qué?, Ud. lo sabe perfectamente, y si no lo sabe, entonces es porque no tiene ese espíritu altruista, humanista, científico, espiritual y desprendido del médico mexicano. Otra pregunta Lic. ¿Ud. sabe quien es el responsable de educar médicamente al paciente? ¿el familiar, el abogado o el mismo médico?, respuesta: sólo el médico. Si bien es cierto que, actualmente el ejercicio de la Medicina implica tener conocimientos legales, también es cierto que, por la gran preocupación del médico por entregarse completamente a su paciente ha descuidado esos "conocimientos" y los profesionistas de la "justicia" han sacado no sólo mucho jugo a los médicos sino también a los mismos pacientes, ¿donde está la justicia?. Bien es sabido por todos nosotros los médicos que la protección de la justicia (??) se aplica a políticos, narcotraficantes y criminales mayores, es decir, perdón, a personas con mucho dinero. Ud. ya debe saber (??) que la profesión médica es una profesión de muy alto riesgo y, además aderezada por salarios de miseria, vergüenza e insultantes, a eso añádale Ud. la recién creada industria por personas como Ud. (como Ud., no Ud.) de la demanda. La Medicina es, hasta donde yo sé, la única profesión con un Tribunal de conciliación y/o arbitraje: la CONAMED. TODOS sacan provecho de la punta de lanza, esa punta de lanza es el médic; ¿que quiénes sacan provecho?, obtienen provecho los laboratorios médicos, las aseguradoras, las instituciones bancarias, organizaciones administradoras de atención médica, políticos, secretarios, etc., etc., y lo más triste, a veces, hasta los mismos pacientes. La inmensa mayoría de los médicos sólo están entregados a su muy noble profesión, descuidando de esta forma cosas que no son de índole científico. Las "leyes", pregunto, son ¿científicas? ¿¿¿humanistas???, por lo menos hablo de nuestras leyes mexicanas. Es definitivo, Lic. Cabral, vivimos en una sociedad que cada día se descompone, corrompe y enferma más, donde sólo las ganancias POLITICAS y ECONOMICAS están muy arriba de los derechos humanos, la dignidad humana, tanto de pacientes como médicos. Uds. las personas que se dedican a impartir la justicia están muy bien organizados y protegidos; yo me pregunto algo, ¿hasta cuando los médicos mexicanos podremos organizar nuestro propio destino?. Sólo nosotros los médicos lo podremos hacer, es decir, hasta que no permitamos que "tinterillos" dispongan del médico a su antojo, y mucho menos que sean ellos los que dispongan cuánto es lo que el médico merece percibir como pago a sus servicios. Estas son sólo unas líneas de reflexión en nombre de médicos que, como yo, sólo tienen la intención de servir LO MEJOR POSIBLE a todo paciente que acude a solicitar un servicio médico.

En este mismo negocio entran las compañías aseguradoras que a partir de ya empezarán a ofrecer sus servicios médicos por el pago de una prima (suma de dinero) mensual o anual con derecho a servicios determinados, consultas, operaciones, incapacidades, etc. Estas compañías agruparán a médicos que deseen trabajar para ellas (sin contrato colectivo), únicamente atendiendo a sus asegurados (que no pacientes) y que ACEPTEN LA MENOR RETRIBUCION ECONOMICA POSIBLE (llámese pago), obviamente para que las ganancias de la compañía sean mayores, por supuesto que esto es válido y es regido por las leyes económicas como todo en el mundo, si no existe ganancia, no es negocio y este debe cerrar y finalmente no hay compañía aseguradora y no hay servicios de salud privado. El médico que tenga necesidades económicas deberá aceptar este "trabajo" y sus condiciones o de lo contrario deberá resignarse a vivir del presupuesto en la medicina institucional, pero de los males el menor en esta época, en que el trabajo escasea, afortunado aquel que tiene trabajo y que debido a la necesidad de llevar a la casa el ingreso familiar para la subsistencia de la misma, deberá trabajar sin cuestionar nada.

Aquel que cuestione no puede vivir dentro del sistema de los negocios, es más productivo en la actualidad tener buenas amistades y relaciones sociales, políticas, o económicas, etc., para conseguir incentivos económicos que ser mejor médico desde el punto de vista estrictamente profesional, es decir, tendrá mejor suerte el médico que tenga amigos dentro de las directivas de las aseguradoras, o empresas de salud para conseguir un puesto de "coordinador médico" (en ocasiones es lo que menos saben) que el mejor médico que exista dentro de una comunidad, en una sociedad en la que se premia el servilismo y la corrupción, que la calidad en su desempeño profesional.

En toda profesión existen malos y buenos profesionistas, o podríamos decir, justos e injustos, honestos y deshonestos corruptos e incorruptibles, excelentes y mediocres, etc., todo es válido, en el momento en que hablamos de seres humanos, lo que no es válido es poner en riesgo la vida de los demás por el simple hecho de obtener un beneficio económico, con mayor razón aún si existe conocimiento previo de ese riesgo.

 
Página electrónica propiedad del  Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Derechos de autor para Anestesiología Mexicana en Internet® (www.anestesia.com.mx) y logo. Las afirmaciones y opiniones expresadas en esta página electrónica reflejan única y exclusivamente el enfoque del(los) autor(es).