PARA EL MANEJO TRANSANESTESICO

10.1 La atención anestésica es tarea exclusiva de los médicos anestesiólogos.
10.2 Para llevar a cabo el manejo anestésico, el anestesiólogo deberá documentar en el expediente y en la hoja de registro anestésico, la evaluación preanestésica.
10.3 El médico anestesiólogo deberá comprobar con anterioridad al procedimiento el funcionamiento adecuado del equipo que se utilizará, de acuerdo con algún método sistemático (fuente de gases, máquina de anestesia, vaporizadores, circuitos anestésicos, monitores, laringoscopios, infusores, etc.
10.4 Antes de iniciar la anestesia, se deberá conocer la historia clínica del paciente y haber consultado la nota pre-anestésica.
10.5 El médico responsable de aplicar la anestesia elegirá la técnica anestésica y los procedimientos pertinentes.
10.6 Oxigenación. Todo paciente bajo anestesia general, regional o sedación monitorizada deberá recibir oxígeno inspirado para lo cual deberá vigilarse lo siguiente:
10.6.1 Las máquinas de anestesia deberán contar con sistemas de seguridad para evitar la administración de mezclas hipóxicas.
10.6.2 Utilizar equipos con sistemas que eviten concentraciones erróneas de las fuentes de gases.
10.6.3 Las alarmas de los aparatos por ningún motivo deberán ser desactivadas.
10.6.4 Vigilará continuamente la saturación de oxígeno mediante la oximetría de pulso en todo procedimiento anestésico.
10.7 Vía aérea y ventilación.
10.7.1 Será necesario vigilar y mantener:
10.7.1.1 La permeabilidad de la vía aérea.
10.7.1.2 La ventilación pulmonar mediante un estetoscopio: precordial, o esofágico y verificar los movimientos torácicos ocasionados por la entrada de aire en los pulmones.
10.7.2 Se recomienda el uso de capnografía.
10.7.3 En el caso de cirugía laparoscópica será indispensable contar con capnometría y capnografía.
10.7.4 Cuando se utilice ventilación mecánica tendrá que emplearse una alarma para detectar desconexión.
10.8 Función cardiovascular.
10.8.1 Deberá vigilarse continuamente la frecuencia y el ritmo cardiaco empleando cardioscopio.
10.8.2 La presión arterial se determinará y registrará en períodos no mayores de cinco minutos, en todos los casos, y con mayor frecuencia, si las condiciones clínicas del paciente así lo determinan.
10.8.3 Deberá contar con un desfibrilador en condiciones adecuadas de funcionamiento.
10.9 Temperatura: medirá la temperatura en intervalos frecuentes cuando sea indicado clínicamente.
10.10 Profundidad de la anestesia: será evaluada regularmente por medios clínicos; se recomienda medir continuamente la concentración inspirada de los gases anestésicos.
10.11 Función neuromuscular: en el caso de utilizar relajantes musculares se recomienda el empleo de un estimulador de nervios periféricos.

DEL PROCEDIMIENTO ANESTESICO

11.1 Documentar los signos vitales. Cuando se utilice ventilación mecánica tendrá que emplearse una  alarma pata detectar desconexión.
11.2 Registrar el inicio del procedimiento anestésico.
11.3 Registrar el inicio del procedimiento quirúrgico
11.4 Registrar las dosis de los medicamentos o agentes usados y los tiempos en que fueron administrados.
11.5 Anotar la técnica utilizada
11.6 Registrar las contingencias
11.7 Anotar la duración del procedimiento quirúrgico.
11.8 Anotar la duración de la anestesia
11.9 Registrar el estado del paciente al concluir la anestesia

12.1 Evaluará durante el período postanestésico:
       
12.1.1 El paciente al ingreso y alta de la unidad de recuperación postanestésica deberá ser cuidado por un anestesiólogo.
         
12.1.2 Deberá elaborarse una tabla de signos vitales y de nivel de conciencia.
         
12.1.3 Anotará los insumos administrados y sus dosis.
         
12.1.4 Cualquier evento inusual, perianestésico y quirúrgico deberá consignarse en el expediente.
         
12.1.5 Realizar la visita postanestésica 24 y aún 48 horas después del procedimiento, cuando sea necesario y permanezca el paciente hospitalizado.
12.2 Los pacientes que reciban anestesia general, deberán recibir cuidados postanestésicos consistentes en: administración de oxígeno, de líquidos parenterales y de medicamentos indicados, así como medición de la oxigenación, temperatura, frecuencia cardiaca y presión arterial, frecuencia respiratoria y valoración del estado de conciencia con el equipo disponible para ello en la sala de recuperación. Se acepta que algunos pacientes puedan egresar directamente del quirófano a su cama, siempre y cuando no requieran de los cuidados de la unidad de cuidados postanestésicos, sobre todo aquellos que reciban técnicas regionales, sedación y/o monitoreo que además se encuentren en buenas condiciones y cumplan los requisitos que establece esta Norma.
12.3 La unidad de cuidados postanestésicos es un área que debe contar con los mismos estándares de cuidados para el paciente del período transanestésico y estar anexa al quirófano.
12.4 La vigilancia del paciente en la Unidad de Cuidados Postanestésicos es responsabilidad y deberá proporcionarla un médico del servicio de anestesiología asignado al servicio de recuperación.
12.5 El diseño y equipamiento de esta área y el reclutamiento del personal cumplirá con los requisitos establecidos por las instituciones que acrediten la licencia del Hospital.
12.6 Los procedimientos de enfermería deber estar de acuerdo con las recomendaciones que establezca el servicio de Anestesiología.
12.7 El anestesiólogo conjuntamente con el cirujano y el médico tratante, determinará en base al estado físico y condiciones del paciente, el ingreso de éste desde el quirófano o salas de estudios especializados a la unidad de cuidados postanestésicos o la Unidad de Terapia Intensiva.
12.8 Para el traslado de pacientes intramuros, el equipo mínimo indispensable para el paso del paciente a la Unidad de Terapia Intensiva, incluirá:
12.8.1 Mascarilla válvula balón para presión positiva (tipo ambú).
       
12.8.2 Fuente de oxígeno.
       
12.8.3 Sistema de oxigenación o ventilación y similares.
       
12.8.4 Camilla con barandales para el traslado de paciente.
       
12.8.5 Monitor de traslado.
12.9 Un paciente transportado a la Unidad de Cuidados Postanestésicos será acompañado por el Anestesiólogo y el cirujano, quienes estarán al tanto de sus condiciones físicas, será evaluado continuamente y conforme a las circunstancias, será tratado clínicamente.