Anestesiólogos Mexicanos en Internet®
División
Disritmia
 
Tratamiento de las Disritmias Cardiacas
 
Firma
 
En esta sección se enfatiza exclusivamente el tratamiento de las alteraciones en el ritmo cardiaco. 
 

Taquicardia Sinusal
Bradicardia Sinusal
Disritmia Sinusal
Síndrome del Seno Enfermo
Bloqueo de Salida Senoauricular
Paro o Pausa Sinusal
Reentrada Nodal Senoauricular
Síndrome del Seno Carotídeo Hipersensible
Contracciones Auriculares Prematuras
Taquicardia Auricular Unifocal
Taquicardia Auricular Multifocal
Flútter (aleteo) Auricular
Fibrilación Auricular
Latidos y Ritmos de la Unión
Marcapasos Errático
Latidos de Fusión Auricular
Parasistolia Auricular
Taquicardia Supraventricular Paroxística de Reentrada Nodal AV
Taquicardia Supraventricular Paroxística de Movimiento Circular

Taquicardia Supraventricular (de las Fibras de Mahaim)
Complejos Ventriculares Prematuros
Taquicardia Ventricular
Fibrilación Ventricular
Torsade de Pointes
Ritmo Idioventricular Acelerado
Complejos de Fusión Ventricular
Parasistolia Ventricular
Flúter (aleteo) Ventricular
Escape Ventricular
Conducción Ventricular Aberrante
Bloqueo Aurículoventricular de Primer Grado
Bloqueo Aurículoventricular de Segundo Grado
Bloqueo Aurículoventricular de Tercer Grado
Disociación Aurículoventricular
Disritmias Digitálicas
Síndrome de Wolff-Parkinson-White
 
 
Taquicardia Sinusal
 

Es un ritmo sinusal regular superior a los 100 latidos por minuto. Puede ser uno de los primeros signos de la insuficiencia cardiaca congestiva, choque cardiogénico, embolismo pulmonar agudo o el infarto agudo del miocardio. Otras causas pueden ser: neonatos e infantes, ejercicio, emociones, fiebre, dolor, hipotensión arterial, tirotoxicosis, anemia, hipovolemia, aumento de la estimulación simpática, fármacos como atropina, isoproterenol, adrenalina, quinidina, alcohol, nicotina o cafeína.
Si la taquicardia sinusal se acompaña con cambios electrocardiográficos, disnea y dolor torácico, debe sospecharse una embolia pulmonar aguda.
Tratamiento: si no hay repercusión orgánica, generalmente no es necesario el tratamiento, aunque sí es muy conveniente investigar y valorar la causa de dicha taquicardia sinusal (por ejemplo: cafeína, simpaticomiméticos, etc.) para así suspender o eliminar dicha causa. Si hay sintomatología puede administrarse un bloqueador beta adrenérgico (propranolol, metoprolol 15 mg en 3 dosis, o atenolol), o en casos más severos digital o verapamil.

Taquicardia sinusal

Arriba

 
Bradicardia Sinusal
 

Ritmo regular sinusal menor de 60 latidos por minuto. Se presenta por un estímulo vagal aumentado o por un nodo sinusal enfermo (síndrome del nodo enfermo), Otras causas son: infarto del miocardio inferior con respuesta vagal, toxicidad por fármacos (bloqueadores beta, antagonistas de los canales de calcio, adenosina, neostigmina, etc.), sueño, corazón del deportista, meningitis, aumento de la presión intracraneana, tumor cervical o del mediastino, hipoxia, mixedema, hipotiroidismo, hipotermia, sepsis por bacterias gram negativas, vómito, síncope vasovagal.
Tratamiento: sólo en caso de que haya compromiso hemodinámico y datos de hipoperfusión tisular se dará tratamiento. La atropina es el medicamento de elección la cual se administra en bolos de 0.5 mg a intervalos de 3 a 5 minutos hasta una dosis total de 2 a 3 mg. En caso de refractariedad a la atropina puede usarse isoproterenol (agonista adrenérgico beta puro) en infusión continua a razón de 2 a 5 mcg/min dosis-respuesta. Si tanto atropina como isoproterenol son inefectivos debe pensarse el colocar un marcapaso transitorio.

Bradicardia sinusal

Arriba

 
Disritmia Sinusal
 

Se trata de un ritmo sinusal irregular en el que la longitud del ciclo varía de forma que las diferencias entre el intervalo PP más corto y más largo son mayor de 0.12 seg. Tiene 2 orígenes: uno respiratorio (respuesta normal a la respiración y, sobre todo en personas muy jóvenes) y otro no respiratorio (intoxicación por digital). En la disritmia de origen respiratorio, la frecuencia aumenta con la inspiración (inhibición refleja del tono vagal) y disminuye con la espiración. La forma respiratoria es benigna, mientras que la otra (intoxicación por digitalis) causa compromiso hemodinámico de moderado a severo.
Tratamiento: generalmente no se aplica ningún tratamiento; el aumento de la frecuencia cardiaca por la práctica de cualquier ejercicio puede ser de utilidad; los pacientes sintomáticos se tratan como si fuera una bradicardia sinusal. En el caso de intoxicación por digitálicos debe administrarse el tratamiento correspondiente.

Disritmia sinusal

Arriba

 
Síndrome del Seno Enfermo
 

Es un síndrome clínico que se caracteriza por una función anormal del nódulo sinusal por alteraciones orgánicas y funcionales de las células que la componen, dando como resultado final una alteración en la formación del impulso nodal senoatrial, su transmisión y su conducción.
El SSE se produce con mayor frecuencia en el infarto agudo del miocardio inferior (por isquemia del nodo atrioventricular), la estimulación de los reflejos de Bezold-Jarisch (cuando la isquemia estimula los nervios aferentes adyacentes al nódulo AV, el incremento del tono vagal resultante produce bradicardia sinusal, hipotensión arterial sistémica y algunas veces bloqueo cardiaco) o la liberación del potasio y adenosina por las células miocárdicas isquémicas. La enfermedad de la arteria del nodo sinusal y la enfermedad del atrio también son factores contribuyentes. La introducción de una cánula o catéter a la aurícula derecha también puede lesionar dicho seno y provocar su disfunción más tarde.Otras causas pueden ser: colagenopatías, isquemia miocárdica, cirugía cardiaca, amiloidosis, carditis, metástasis, etc.
Tratamiento: los pacientes con SSE tienen menos probabilidades de desarrollar fibrilación auricular cuando se tratan con marcapasos sincrónicos AV. Antes de colocar dicho marcapasos debe asegurarse que no se han administrado previamente fármacos que pudieran estar provocando dicha disritmia. Es necesario anticoagular al tenerse un marcapasos.

Arriba

 
Bloqueo de Salida Senoauricular

Defecto de conducción entre el nódulo sinusal y el tejido de la aurícula. Los impulsos sinusales se generan, pero sólo algunos llegan a ser conducidos a través del atrio. Existe el bloqueo SA tipo I o Wenckebach, en donde los intervalos PP se van acortando hasta que falta una onda P, y el bloqueo SA tipo II, en donde los intervalos PP son un múltiplo exacto del ciclo sinusal y son regulares y fijos antes y después de la onda P ausente. Este bloqueo de salida senoatrial puede presentarse por: exceso de estímulo vagal, infarto del miocardio, alteraciones del potasio, miocarditis aguda, fibrosis auricular, fármacos (simpaticolíticos, betabloqueadores, calcio-antagonistas, antiarrítmicos clase IA y IC, y la acetilcolina).
Tratamiento: no requiere tratamiento si no existe compromiso hemodinámico, y en caso de existir será el de la bradicardia sinusal.

Arriba

 
Paro o Pausa Sinusal

Falta de formación de un impulso en el nódulo sinusal. Existe depresión intensa de la actividad del nódulo sinusal. No es muy importante desde el punto de vista clínico, ya que existen latidos de escape de la unión durante las pausas excesivas de la actividad SA. El paciente debe ser examinado minuciosamente para descartar la presencia de hipotensión arterial, lipotimias y aumento del número de extrasístoles ventriculares, ya que estas son las únicas razones para tratar este tipo de arritmia. Las causas pueden ser: infarto del miocardio que afecta el tejido SA, fibrosis degenerativa, intoxicación digitálica, tono vagal excesivo, accidente vascular cerebral, etc.
Tratamiento: ninguno si no existen implicaciones hemodinámicas. En caso contrario es el tratamiento de la bradicardia sinusal.

Paro o pausa sinusal
Paro o pausa sinusal. El cuarto complejo corresponde a un latido de escape de la unión.

Arriba

 
Reentrada Nodal Senoauricular

Este tipo de reentrada es una de las causas menos frecuentes de taquicardia supraventricular paroxística (5 a 10% de los casos). La frecuencia cardiaca se acelera bruscamente; la taquicardia termina también de manera brusca; el ritmo de la taquicardia suele ser regular; las ondas P son normales; las maniobras vagales pueden enlentecer y a continuación suprimir de manera brusca la taquicardia. Causas: isquemia y miocardiopatías.
Tratamiento: ninguno, a menos que haya compromiso hemodinámico y haya sintomatología. En caso de necesitar fármacoterapia se administrará propranolol (0.5 a 1 mg/min, dosis máxima 3 mg), verapamilo (5 a 10 mg IV en 1 min y repetir a los 30 min) y/o digitálicos (digoxina 500 mcg IV en 15 min, seguidos de 250 mcg cada 2-4 hrs, dosis máxima, 1.5 mg en 24 hrs).

Arriba

 
Síndrome del Seno Carotídeo Hipersensible

La cardioinhibición producida al estimular el seno(s) carotídeo puede llegar a ser de 3 segundos o más, y también puede haber un descenso de la presión arterial sistólica igual o superior a 50 mmHg sin enlentecimiento (asociado o no) de la frecuencia cardiaca. Las causas pueden ser: exceso de tono vagal en reposo, exceso de acetilcolina, barorreflejo hipersensible, colinesterasa insuficiente y supresión simpática concomitante, enfermedad coronaria, cuello de camisa apretado, giro de la cabeza o tensión cervical (reducción del flujo sanguíneo a través de las arterias vertebrales).
Tratamiento: los pacientes asintomáticos no requieren tratamiento. Este síndrome puede potenciarse por fármacos como los digitálicos, alfa-metildopa, clonidina y propranolol. En los casos muy graves puede ser necesaria la radioterapia o la denervación quirúrgica del seno carotídeo. Para la forma cardioinhibidora generalmente se utiliza atropina y los marcapasos ventriculares (con o sin marcapasos auricular); y para la forma depresora (presencia de síncopes), atropina, fármacos conservadores de sodio, medias elásticas en miembros inferiores.

Arriba

 
Contracciones Auriculares Prematuras

Son latidos auriculares prematuros que se originan en ella, pero fuera del nódulo sinusal. El diagnóstico se hace en base a un ritmo electrocardiográfico irregular y prematuro, onda P ectópica, que puede ser claramente visible o distorsionar la onda T. Causas: emoción, nicotina, alcohol, cafeína, miocarditis, isquemia miocárdica, dilatación o hipertrofia auricular, desequilibrio hidroelectrolítico, hipoxia, intoxicación digitálica.
Tratamiento: no requieren tratamiento. Buscar y eliminar la causa subyacente.

Extrasístole auricular

Arriba

 
Taquicardia Auricular Unifocal

Frecuencia auricular de 150 a 250 contracciones por minuto. Causas: infarto al miocardio, coronariopatía, enfermedad pulmonar crónica, alteraciones metabólicas (ingestión aguda y excesiva de alcohol), intoxicación digitálica (la hipopotasemia precipita esta disritmia). Clínicamente el paciente se encuentra con un pulso regular, pulso venoso cervical normal, tensión arterial sistólica constante y el masaje del seno carotídeo provoca un enlentecimiento temporal de la frecuencia ventricular o no tiene ningúin efecto (tipo no paroxístico).
Tratamiento: si es causada por intoxicación digitálica deberá administrarse una infusión de potasio (valorar cuidadosamente la función del riñón) a través de un catéter largo central a 0.5 mEq/min, registrando continuamente el ECG y niveles de potasio sérico. También se administra anticuerpos antidigoxina. En caso de taquicardia auricular crónica, la resección mediante un catéter de radiofrecuencia demuestra ser útil y eficaz en pacientes que no responden a los antidisrítmicos. En el pasado se practicaba la resección quirúrgica del foco.

Taquicardia auricular unifocal

Arriba

 
Taquicardia Auricular Multifocal

Frecuencia auricular de 100 a 130 latidos por minuto. El ritmo es muy irregular. Causas: enfermedad pulmonar crónica descompensada, hipoxia, insuficiencia ventricular izquierda, sepsis, intoxicación por xantinas. Esta disritmia tiene una mortalidad alta a causa de la enfermedad primaria que la provoca, por ejemplo: una enfermedad pulmonar obstructiva crónica descompensada con insuficiencia cardiaca congestiva en un paciente anciano.
Tratamiento: esta es una disritmia difícil de tratar, ya que más bien el tratamiento va dirigido hacia la enfermedad que provoca dicha disritmia, que puede ser una enfermedad cardiaca, respiratoria, metabólica o infecciosa. Algunos fármacos que en ocasiones son útiles son: agentes bloqueadores de los canales de calcio (verapamilo), sulfato de magnesio, y la amiodarona.

Taquicardia atrial multifocal

Arriba

 
Flútter (aleteo) Auricular

Ritmo auricular rápido y regular (toda taquidisritmia igual o mayor de 150 latidos por minuto es sospechosa de este tipo de irregularidad en el ritmo cardiaco), habitualmente de 300 por minuto. Se debe a un circuito de reentrada único dentro de la aurícula derecha. Causas: cualquier forma de cardiopatía (más común en la fiebre reumática, menos frecuente en la insuficiencia cardiaca congestiva, en la tromboembolia pulmonar y miocarditis; es rara en la intoxicación por digital), tirotoxicosis, pericarditis, alcoholismo, dilatación auricular, estenosis o insuficiencia mitral o tricuspídea, insuficiencia ventricular crónica.
Tratamiento: electrocardioversión sincronizada con 50 Joules (o menos), marcapasos auricular rápido con catéter esofágico o auricular derecho, si no tiene éxito, administrar digitálicos con un beta-bloqueador (propranolol, atenolol, esmolol) o un calcio-antagonista (verapamilo), para enlentecer la frecuencia cardiaca ventricular; amiodarona a dosis bajas. La ablación con radiofrecuencia de un área pequeña del endocardio de la aurícula derecha elimina y evita las recaídas del flutter auricular.

Aleteo auricular

Arriba

 
Fibrilación Auricular

Despolarización errática de las aurículas y es la taquicardia supraventricular más común. Frecuencia auricular de 100 a 180 contracciones auriculares por minuto. No hay onda P (sólo ondas "f") ni contracción auricular efectiva. El movimiento ineficaz de sangre en el atrio derecho predispone al paciente a la formación de coágulos y émbolos, sobre todo en la cardiopatía reumática. Causas: aurícula izquierda dilatada por cardiopatía reumática, hipertensión arterial sistémica crónica, o isquemia miocárdica (después de las primeras 24 horas secundaria a pericarditis o insuficiencia cardiaca), también en la tirotoxicosis, en el síndrome de Wolff-Parkinson-White, e inclusive en ausencia de cualquier enfermedad aparente; en la comunicación interauricular y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
Tratamiento: (1) enlentecer la respuesta ventricular con digoxina, beta-bloqueadores y calcio-antagonistas, (2) convertir las aurículas a ritmo sinusal con procainamida, disopiramida, quinidina, propafenona, flecainida o encainida, y la amiodarona; si el tratamiento farmacológico no es eficaz considerar la electrocardioversión (maniobra de elección en la fibrilación auricular de comienzo súbito con descompensación hemodinámica); anticoagulantes tipo warfarina para disminuir el riesgo de accidente vascular cerebral; si se desarrolla una FA en un paciente con una vía accesoria (SWPW) se administra procainamida para bloquear dicha vía, y si no tiene éxito entonces electrocardioversión (100 a 200 Joules) urgente. Estos pacientes deben ser sometidos a ablación con radiofrecuencia de su vía accesoria, que es curativa. En el paciente estable se emplea digoxina (125 a 250 mcg/día previa digitalización) para controlar la respuesta ventricular, y su sostenimiento con quinidina, 200 mg cada 8 horas vía oral. Si la fibrilación auricular se asocia con una frecuencia ventricular lenta hay que sospechar intoxicación por digital o enfermedad del nodo aurículoventricular, por lo que no se administrarán drogas que depriman la conducción AV. Si se trata de una fibrilación auricular con una frecuencia igual o mayor de 200 por minuto (probable presencia de haz anómalo) está contraindicado usar digital, verapamil y bloqueadores beta, por el riesgo de producir una fibrilación ventricular. En estos casos (FA rápida) puede usarse propafenona, 2 mg/kg IV para pasar en 10 min y/o electrocardioversión.

Fibrilación auricular

Arriba

 
Latidos y Ritmos de la Unión

Se trata de: (1) complejos prematuros de la unión (CPU), (2) ritmos acelerados de la unión, (3) taquicardia de la unión, (4) latidos de escape de la unión y (5) ritmos de escape de la unión. Los CPU, los ritmos acelerados de la unión y la taquicardia de la unión son el resultado de una actividad de disparo o una alteración del automatismo en el haz de His. El mecanismo del ritmo acelerado de la unión (62 a 99 latidos/min) y de la taquicardia de la unión (100 a 140 latidos/min) es el mismo, tradicionalmente se dividen en función de la frecuencia y pueden ser secundarios a intoxicación digitálica, isquemia o catecolaminas. Existe el ritmo idionodal, cuando el foco ectópico descarga, la corriente se bloquea en dirección retrógrada hacia las aurículas. El mecanismo de los latidos y ritmos de escape de la unión es la aparición de un automatismo normal del haz de His como respuesta a pausas excesivamente largas del ritmo cardiaco (bradicardia). Es un mecanismo de protección. Causas: isquemia e hipoxia, digitálicos, infarto al miocardio de la pared inferior, prótesis tricuspídea, fiebre reaumática.
Tratamiento: cuando existe bradicardia, bloqueo aurículoventricular o ambos, el estado hemodinámico del paciente condicionará la respuesta clínica apropiada. Si existe deterioro hemodinámico se debe notificar inmediatamente al médico, pudiendo estar indicado la administración de atropina IV o un marcapasos. Si el paciente está tomando digital y tiene una taquicardia de la unión la mortalidad es aproximadamente del 89% si no se interrumpe el tratamiento. Las CPU no requieren tratamiento. Si se produce una taquicardia de la unión (70 a 140 latidos/min) en un paciente que está tomando digoxina, es necesario interrumpir el fármaco, reposo en cama (evitar estimulación simpática) y reposición hidroelectrolítica adecuada. En caso de sobredosis aguda de digital ( intento de suicidio) con compromiso hemodinámico es necesario administrar anticuerpos antidigital.

Ritmo de la unión medio
Ritmo de la unión medio.
 
Ritmo de la unión bajo
Ritmo de la unión bajo.
 
Taquicardia de la unión
Taquicardia de la unión.

Arriba

 
Marcapasos Errático

Es un ritmo ectópico auricular o de la unión que tiene aproximadamente la misma frecuencia que el ritmo sinusal y que, por lo tanto, compite con él por el control del ritmo cardiaco. Puede ser un mecanismo de escape pasivo o un intruso activo; por tanto, el término es meramente descriptivo y no diagnóstico. Asociado con el infarto de miocardio, puede aparecer a causa de una vagotomía. Presenta una FC normal o menor de 60 latidos/min. Causas: bradicardia sinusal, ritmo auricular o de la unión acelerado.
Tratamiento: si se trata de un mecanismo normal de escape no está indicado ningún tratamiento a menos que exista deterioro hemodinámico, en cuyo caso la atropina IV puede ser adecuada.

Marcapasos errático

Arriba

 
Latidos de Fusión Auricular

Se trata de una onda P (más estrecha y de menor amplitud) formada por la combinación de dos corrientes eléctricas opuestas y son consecuencia de la presencia de dos corrientes eléctricas opuestas (sinusal y ectópica auricular) dentro de la misma aurícula y al mismo tiempo. La fusión auricular se observa asociada con parasistolia auricular y marcapasos errático. Causas: un latido o ritmo ectópico auricular.
Tratamiento: por lo común, ninguno.

Arriba

 
Parasistolia Auricular

Se trata de un ritmo ectópico independiente e inalterable cuyo marcapasos no puede ser descargado por impulsos del ritmo dominante (por lo común, el sinusal). Es más raro que la parasistolia ventricular. Se produce cuando un área de la aurícula con automatismo aumentado queda rodeada de tejido tan deprimido que los impulsos ectópicos pueden salir a través de él, pero los impulsos sinusales no pueden entrar para descargarlo. Es una arritmia benigna. Causas: infarto del miocardio.
Tratamiento: ninguno.

Arriba

 
Taquicardia Supraventricular Paroxística de Reentrada Nodal AV

La taquicardia supraventricular paroxística por reentrada intranodal comienza y termina bruscamente. Está mantenida, como su nombre lo indica, por un circuito de reentrada nodal AV. Frecuencias cardiacas de 170 a 250 latidos/min. Ondas P dentro del QRS muy estrecho. Causa: habitualmente es un complejo auricular prematuro precoz. En este tipo de taquicardia un pequeño porcentaje de los pacientes son refractarios al tratamiento y se les indica ablación por radiofrecuencia. Se debe enseñar a estos pacientes como realizarse ellos mismos las diversas maniobras vagales. El masaje del seno carotídeo puede terminar con esta taquicardia o no tener efecto alguno.
Tratamiento: en el paciente hemodinámicamente inestable: (1) electrocardioversión, 50 a 100 Joules, (2) obtener historial clínico completo y un ECG con 12 derivaciones, (3) comparar ECG antes y después de la electrocardioversión, (3) para prevenir las recurrencias se puede administrar bloqueadores-beta adrenérgicos, calcioantagonistas y antidisrítmicos clase I y clase III (bretilio, amiodarona, sotalol), (4) en caso de fallar todas las anteriores se realiza la ablación del tejido nodal disfuncionante con radiofrecuencia. En el paciente hemodinámicamente estable: (1) maniobras vagales, (2)adenosina, 6 a 12 mg IV rápidamente, repetirla dos veces cada 60 seg, (3)procainamida o verapamil, 5 a 10 mg IV en 1 min y repetir a los 30 min, (4)digoxina, 500 mcg IV en 10 a 15 min, seguidos de 250 mcg IV cada 2 a 4 hrs, como dosis máxima, 1.5 mg en 24 horas, (5)propranolol, 0.5 a 1 mg/min hasta una dosis total de 3 mg, (6) si nada de lo anterior funciona, realizar una electrocardioversión con 50 a 100 Joules. Es importante hacer notar que el verapamilo se contraindica en caso de que exista disfunción ventricular, uso adjunto de beta-bloqueadores, hipotensión arterial sistémica severa y taquicardias supraventriculares de QRS ancho.

Taquicardia supraventricular paroxística

Arriba

 
Taquicardia Supraventricular Paroxística de Movimiento Circular

Este tipo de taquicardia (recíproca AV u ortodrómica) es la segunda causa más frecuente de taquicardia supraventricular paroxística y una disritmia muy frecuente en el síndrome de Wolff-Parkinson-White. QRS es angosto cuando la conducción anterógrada es a través del nodo AV (ortodrómica) y ancho cuando se realiza por una vía accesoria. Frecuencia de 150 a 250 latidos/minuto. Causas: una contracción auricular prematura o un complejo ventricular prematuro; puede ser de origen congénito.
Tratamiento: en el paciente hemodinámicamente inestable: (1) electrocardioversión, 50 a 100 Joules, (2) obtener historial clínico completo y un ECG con 12 derivaciones, (3) comparar ECG antes y después de la electrocardioversión; en el paciente hemodinámicamente estable: (1) maniobras vagales, (2)adenosina, 6 a 12 mg IV rápidamente, repetirla dos veces cada 60 seg, (3)procainamida para bloquear la vía accesoria o la vía nodal AV retrógrada rápida, (4) si nada de lo anterior funciona, realizar una electrocardioversión con 50 a 100 Joules. El tratamiento curativo definitivo se obtiene mediante la ablación de la vía accesoria con radiofrecuencia. Si el paciente está estable y presenta fibrilación auricular con WPW se puede utilizar propafenona, 2 mg/kg IV para pasar en 10 min. Está contraindicado el uso de digoxina, verapamilo y bloqueadores beta, ya que se enlentece más la conducción vía nodo AV favoreciéndose la conducción vía anómala, empeorando la disritmia (fibrilación ventricular).

Arriba

 
Taquicardia Supraventricular (de las Fibras de Mahaim)

Las fibras de Mahaim son tractos anómalos que se hallan entre el nodo aurículoventricular y ventrículos, o entre el haz de His y ventrículos. Anatómicamente hay dos tipos de estas fibras: (1) la nodoventricular, que se inicia en el nodo aurículoventricular, y (2) la fascículoventricular, que se inicia en el haz de His o sus ramas. Estas disritmias pueden evolucionar hacia fibrilación ventricular. Causas: las conexiones aurículoventriculares congénitas anómalas.
Tratamiento: el mismo que la taquicardia supraventricular paroxística.

Arriba

 
Complejos Ventriculares Prematuros

Son latidos ectópicos prematuros que se originan por debajo de la división del haz de His. El foco se puede hallar en el tejido miocárdico ventricular o en el sistema de conducción His-Purkinje (extrasístoles fasciculares). Las extrasístoles pueden ser unifocales o multifocales. Causas: catecolaminas (dopamina, dobutamina), cafeína, digitálicos (intoxicación), epinefrina, isoproterenol, aminofilina, hipopotasemia, hipomagnesemia, hipoxia, cardiopatía isquémica, infarto al miocardio, dilatación miocárdica, anemia, hipotensión arterial sistémica, insuficiencia cardiaca congestiva, bradicardia, taquicardia supraventricular, efecto prodisrítmico de algunos medicamentos (quinidina, flecainida, propafenona, amiodarona, etc.).
Tratamiento: los pacientes con corazón sano y sin ninguna repercusión hemodinámica (asintomáticos) no necesitan de tratamiento alguno. En el paciente inestable hemodinámicamente (infarto al miocardio, cardiopatía isquémica, insuficiencia respiratoria, postquirúrgico de abdomen alto o tórax) se administra lidocaína IV en bolo (1 a 2 mg/kg), seguido por una infusión continua de 2 mg/min. En caso de extrasístoles ventriculares crónicas, sobre todo en cardiopatía isquémica, cardioinfarto anterior e insuficiencia ventricular, amiodarona o antidisrítmicos clase I.

Extrasístoles ventriculares

Arriba

 
Taquicardia Ventricular

Ritmo ventricular con una frecuencia de 100 a 250 latidos/min. El foco es distal a la ramificación del haz de His, por lo tanto el QRS es ancho. Presencia de tres o más extrasístoles ventriculares anchos con onda T invertida. La taquicardia ventricular puede ser monomórfica o polimórfica, variar de forma repetitiva (torsades de pointes), mostrar direcciones alternativas del QRS (taquicardia ventricular bifascicular), ser mantenida (más de 30 segundos) o inconstante (menor de 30 segundos) , y puede o no estar acompañada de alteraciones hemodinámicas (colapso). Es conveniente diferenciar (en QRS ancho) entre taquicardia de origen ventricular y taquicardia de origen supraventricular. El 80% de las taquicardias con QRS ancho son de origen ventricular. La aparición de compromiso hemodinámico asociado depende de la frecuencia cardiaca, la duración, la enfermedad subyacente y la presencia de angiopatía periférica. Causas: cardiopatía isquémica (95% de las taquicardias ventriculares), miocardiopatías, valvulopatías (prolapsos valvulares, sobre todo, mitral), desequilibrio hidroelectrolítico, intoxicación digitálica, postquirúrgico revascularización coronaria, coronariopatía grave, isoproterenol, reperfusión después de un cardioinfarto, etc.
Tratamiento: en pacientes estables hemodinámicamente: (1)lidocaína 1 a 2 mg IV en bolo en 1 minuto, e iniciar infusión de lidocaína de 1 a 4 mg/min, se repite un bolo de lidocaína 20 o 30 minutos después a una dosis de 0.5 mg/kg, en pacientes con hepato o nefropatía debe reducirse la dosis aproximadamente a la mitad, (2) tratamiento de mantenimiento con mexiletina, 0.2 a 0.4 mg tres veces al día, o disopiramida 100 a 200 mg cada 8 hrs, o propafenona 150 a 300 mg cada 8 hrs, (3) si no hay ninguna respuesta a la lidocaína, se puede administrar amiodarona, 5 mg/kg IV en 5 min, repitiendo a las 2 y 6 hrs, y mantener con amiodarona VO 0.6 a 1.2 gr por día por dos semanas, finalizando con 0.2 gr/día. En el paciente inestable: (1) electrocardioversión con 50 a 100 Joules.

Taquicardia ventricular
Taquicardia supraventricular que se convierte en taquicardia ventricular y retorna nuevamente a supraventricular.

Arriba

 
Fibrilación Ventricular

Actividad eléctrica desorganizada de los ventrículos, clínicamente equivale a un paro cardiocirculatorio (el corazón se contrae desorganizadamente y no es capaz de bombear la sangre). Electrocardiograficamente está caracterizada por por ondas irregulares, alta frecuencia (150 a 500 "latidos"/min) con morfología y voltaje variables. Causas: coronariopatía y cardiopatía isquémica (cardioinfarto). Factores que lo precipitan: taquicardia ventricular con corazón isquémico, hipoxia, isquemia, fibrilación auricular en pacientes con vías accesorias, cardioversión mal aplicada, etc. La fibrilación ventricular se halla en el 75% de los paros cardiacos extrahospitalarios, y tienen mucho mejor pronóstico que la asistolia o la bradicardia cuando es detectada y tratada inmediatamente.
Tratamiento: (1) comenzar RCP, (2) desfibrilación con 200 a 300 Joules, repetir si es necesario, (3) si no tiene éxito administrar lidocaína IV 1 mg/kg, y repetir dosis en 2 min si la reanimación no tiene éxito, seguido de una infusión de lidocaína de 1 a 4 mg/min, (4) si persiste la FV iniciar con compresión torácica y ventilación con presión positiva (intubación endotraqueal), estableciendo una vía endovenosa, (5) adrenalina IV o intratraqueal de 0.5 a 1 mg, (6) después de 30 a 60 seg de ventilación y compresión torácica desfibrilar con 300 a 400 Joules, repitiendo si es necesario una vez más, (7)bretilio IV 5 mg/kg, (8)bicarbonato de sodio a 1 mEq/kg IV, sobre todo si hay acidosis metabólica en la gasometría arterial (si la FV dura sólo de 30 a 60 seg la acidosis no es importante), (9) si persiste FV, mejorar ventilación pulmonar, oxigenación al 100%, continuar con la RCP, obtener gasometría arterial y administrar, sólo si es necesario, más bicarbonato de sodio, (10) repetir la administración de adrenalina 0.5 a 1 mg IV o endotraqueal, (11) repetir desfibrilación con 300 a 400 Joules, (12) considerar la administración de otros fármacos como procainamida, magnesio, nitroglicerina o más tosilato de bretilio.

Fibrilación ventricular
Taquicardia ventricular que se convierte en fibrilación ventricular.

Arriba

 
Torsade de Pointes

Se trata de una taquicardia ventricular asociada con un intervalo QT prolongado (más de 0.50 seg) que comienza con una frecuencia de ciclo largo-corto, hay polaridad cambiante de QRS. La taquicardia puede ser paroxística (deteniéndose y comenzando de nuevo), pudiendo el paciente estar consciente. Causas: síndrome de QT largo congénito, fármacos antidisrítmicos que prolongan el intervalo QT como la quinidina, procainamida, disopiramida, amiodarona y sotalol, el bloqueo aurículoventricular, hipopotasemia, hipomagnesemia, desnutrición, bradicardia severa, fenotiacinas o antidepresivos tricíclicos, ganglionitis cardiaca y prolapso de válvula mitral.
Tratamiento: tratamiento preventivo (forma adquirida): (1) medir intervalo QT al ingresar el paciente en la unidad coronaria o de cuidados intensivos, (2) si el paciente está recibiendo quinidina, procainamida, disopiramida o amiodarona, monitorizar constantemente el intervalo QT, (3) si es posible, conseguir una medida del QT de un electrocardiograma previo, (4) estar alerta si el intervalo QT aumenta más de un 33% o más de 0.50 seg, (5) si se desarrolla un torsade de pointes prepararse para colocar un marcapasos (sobreestimulación auricular o ventricular temporal) o administrar sulfato o cloruro de magnesio IV (2 gramos en 1 a 2 min, y continuar con infusión IV con 1 a 2 gr/hr durante 4 a 6 horas) y/o infusión de isoproterenol. La electrocardioversión está indicada para interrumpir la taquicardia prolongada.

Torsade de Pointes

Arriba

 
Ritmo Idioventricular Acelerado

Es un ritmo ventricular ectópico con una frecuencia de 40 a 100 latidos/min. Con frecuencia se observa en el infarto agudo de miocardio y, generalmente, es benigna a menos que esté producida por intoxicación digitálica. Causa: se observa en la fase de reperfusión del tejido miocárdico isquémico (espontáneamente o después de trombolisis), en la fase aguda del cardioinfarto y por intoxicación digitálica.
Tratamiento: no es necesario el tratamiento a menos que el paciente esté hemodinámicamente inestable y sintomático, o exista otra disritmia concurrente más grave.

Idioventricular acelerado

Arriba

 
Clomplejos de Fusión Ventricular

Estos complejos de fusión ventricular se forman cuando dos impulsos se encuentran (colisionan) dentro del ventrículo, son consecuencia de la presencia de dos corrientes eléctricas opuestas (ectopias sinusal y ventricular) dentro de la misma cavidad y en el mismo momento. Con frecuencia se observa en la parasistolia ventricular, ritmos idioventriculares acelerados y extrasístoles ventriculares telediastólicas.
Tratamiento: si no hay repercusión hemodinámica, que es lo común, ninguno.

Arriba

 
Parasistolia Ventricular

Es un ritmo ectópico independiente e inalterable protegido en los ventrículos cuyo marcapasos no puede ser descargado por los impulsos del ritmo dominante (generalmente sinusal), tiene su propia frecuencia, descarga a intervalos regulares y captura a los ventrículos cuando no están en período refractario. Es una disritmia benigna, aunque es conveniente vigilar al paciente para evitar complicaciones.
Tratamiento: ninguno, sólo observación.

Arriba

 
Flútter (aleteo) Ventricular

Se trata de una taquicardia ventricular muy rápida (200 a 250 "latidos"/min) con complejos QRS ondulados y de gran altura, sin onda T. Se trata de un deterioro de la taquicardia ventricular, pasa a flúter ventricular y, por último, a la fibrilación ventricular. Causas: infarto miocárdico, isquemia miocárdica.
Tratamiento: el mismo de la fibrilación ventricular.

Arriba

 
Escape Ventricular

Latido ectópico que se origina en el ventrículo y aparece después de una pausa prolongada. Este latido de escape no es anormal, pero sí el hecho de que sea necesaria su aparición. Aparece cuando, tanto el nódulo sinusal como el nodo AV fracasan por originar un latido. Causa: fracaso del nódulo sinusal o de la conducción AV junto con fallo del mecanismo de escape de la unión.
Tratamiento: el tratamiento va dirigido al problema que está provocando la aparición de estos escapes ventriculares. Debe buscarse la causa por la que no se produjo el latido normal conducido por el seno y el motivo por el que no se produjo un escape de la unión en lugar de un escape ventricular.

Escape ventricular

Arriba

 
Conducción Ventricular Aberrante

Se trata de un bloqueo transitorio de rama, pudiendo ser una sola rama o ambas. Habitualmente este bloqueo transitorio se produce en la rama derecha, aunque también puede tomar forma de un hemibloqueo o de un bloqueo de rama izquierda. Es importante distinguir entre una aberración y una ectopia ya que: (1) el verapamil mal administrado a un paciente que presenta taquicardia ventricular puede causar la muerte, o por lo menos agravar dicha disritmia, y (2) el confundir una taquicardia supraventricular con una taquicardia ventricular deja sin diagnóstico a un paciente que tiene una vía accesoria y, por tanto, impide que sea remitido para una ablación con radiofrecuencia.
Tratamiento: la conducción aberrante ventricular no necesita tratamiento alguno.

Arriba

 
Bloqueo Auriculoventricular de Primer Grado

Se trata de una prolongación de la conducción AV en la que se transmiten todas las ondas P y todos los intervalos PR tienen la misma longitud. Causas: digitálicos, cardiopatía isquémica, infarto al miocardio de la cara inferior, hiperpotasemia, fiebre reumática aguda, cambios degenerativos del nodo AV, miocarditis, fármacos depresores del nodo AV. El PR se acorta con atropina, ejercicio o catecolaminas si el bloqueo está en el nódulo AV, y, por lo contrario, se alarga con el masaje del seno carotídeo. Si el bloqueo es infranodal el PR se acorta con el masaje carotídeo.
Tratamiento: no requiere tratamiento.

Bloqueo AV de primer grado

Arriba

 
Bloqueo Auriculoventricular de Segundo Grado

En este tipo de bloqueo no todos los impulsos auriculares son conducidos a los ventrículos. Existen dos tipos diferentes: tipo I (Mobitz I o Wenckebach) y tipo II (Mobitz II). En el Mobitz I existe un retraso creciente de la conducción AV hasta que una onda P no es conducida (alargamiento progresivo de los intervalos PR) y sus causas pueden ser: digital, cardiopatía isquémica (frecuente en la evolución del infarto al miocardio de la cara inferior por isquemia del nodo AV), miocarditis, aumento del tono vagal (deportistas), enfermedad degenerativa del nodo AV.

Mobitz I o Wenckebach

El bloqueo tipo Mobitz II es un retraso de la conducción a nivel de la rama del haz de His (infranodal y dentro del sistema His-Purkinje), en forma transitoria o definitiva, y sus causas pueden ser: enfermedad grave degenerativa del sistema de conducción (enfermedad de Lev), infarto del miocardio de la pared anterior, miocarditis y posterior a cirugía cardiaca. El bloqueo tipo II precede frecuentemente al síncope y al bloqueo completo o de tercer grado.
Tratamiento: para Mobitz I: en caso de inestabilidad hemodinámica administrar atropina 0.5 mg en bolos (máximo 2 mg) hasta lograr el efecto deseado, y si no responde, marcapasos. Para Mobitz II: en presencia de síntomas, aplicar marcapasos.

Mobitz 2, no Wenckebach

Arriba

 
Bloqueo Auriculoventricular de Tercer Grado

Se produce cuando el impulso auricular es incapaz de pasar a los ventrículos. Existe patología a nivel del nódulo AV, haz de His o las ramas del haz, de tal modo que el impulso auricular no puede pasar. Tanto aurículas como ventrículos laten con ritmos independientes. Presentan una frecuencia menor de 40 latidos/min en el bloqueo completo adquirido; más rápida en el bloqueo completo congénito. Causas: enfermedad degenerativa crónica del sistema de conducción (enfermedad de Lev), toxicidad digitálica, infarto al miocardio de la cara inferior (bloqueo AV a nivel nodal, pronóstico bueno), infarto al miocardio cara anteroseptal (bloqueo AV a nivel infranodal, mal pronóstico), fármacos depresores de la conducción aurículoventricular.
Tratamiento: en presencia de sintomatología y en el bloqueo infranodal, debe instalarse marcapasos.

Bloqueo completo o de tercer grado

Arriba

 
Disociación Auriculoventricular

Se trata del latido independiente de las aurículas y los ventrículos. No se trata de un diagnóstico. Es un diagnóstico electrocardiográfico, clínicamente irrelevante (bradicardia sinusal o escape de la unión en un deportista) o relevante (ritmo idionodal acelerado o bloqueo AV completo). Es necesario siempre identificar la causa. Causas: bradicardia sinusal, aceleración de un marcapasos subsidiario, bloqueo aurículoventricular, cualquier combinación de las anteriores.
Tratamiento: si la disociación AV es consecuencia de un marcapasos subsidiario acelerado es necesario realizar una valoración clínica para determinar y tratar la causa. Si existe una bradicardia sinusal con un foco de escape de la unión, no está indicado el tratamiento a menos que haya compromiso hemodinámico. Si existe un foco idionodal de la unión acelerado, la digital puede ser la causa y debe informarse al médico. Es necesario determinar electrolitos y digital en sangre, aunque unos niveles "terapéuticos" de ésta última no indican necesariamente ausencia de toxicidad.

Arriba

 
Disritmias Digitálicas

Las disritmias que más frecuentemente aparecen por intoxicación digitálica son: bradicardia sinusal, bloqueo senoauricular, bloqueo aurículoventricular (I, II, III grados), taquicardia auricular, taquicardia de la unión y la taquicardia ventricular fascicular.
Tratamiento: (1) el tratamiento de la intoxicación digitálica, y (2) el correspondiente a cada disritmia.

Efecto digitálico en el ECG

Arriba

 
Síndrome de Wolff-Parkinson-White

Conjunto de hallazgos electrocardiográficos (PR corto, onda delta, y QRS ancho) asociado a la tendencia de desarrollar taquicardia supraventricular paroxística y evolucionar a flúter y fibrilación auriculares con conducción a través de una vía accesoria y frecuencias cardiacas de 200 a 300 latidos/minuto. Si no se encuentra la taquicardia presente entonces el trazo electrocardiográfico se llama patrón WPW. Los pacientes que tienen esta disritmia tienen una o más vías accesorias (conexiones musculares) entre atrio y ventrículo, lo que da el patrón WPW manifiesto o bien latente y oculto. Las disritmias más frecuentes en el síndrome WPW son la taquicardia de movimiento circular ortodrómica y la fibrilación auricular. Menos frecuentes son el flúter auricular y la taquicardia de movimiento circular antidrómica. La causa es congénita.
Tratamiento: a los pacientes sintomáticos se les debe realizar ablación del tejido anómalo causante de la preexcitación con radiofrecuencia, lo que ofrece una curación completa.

Wolff-Parkinson-White

Arriba

 
Clasificación de las Drogas Antidisrítmicas
CLASE 
CARACTERISTICAS
FARMACO
Ia
Bloqueadores de canales de sodio
Prolongan la repolarización
Efecto anticolinérgico
Procainamida
Disopiramida
Quinidina
Ib
Bloqueadores de los canales de sodio
Lidocaína
Mexiletina
Tocainida
Ic
Bloqueadores de canales de sodio
Propafenona
Flecainida
Encainida
II
Boqueadores beta-adrenérgicos
Propranolol
Metoprolol
Atenolol
III
Bloqueadores de canales de potasio
Prolongan la repolarización
Efecto antiadrenérgico
Bretilio
Amiodarona
Sotalol
IV
Bloqueadores de los canales lentos del calcio
Verapamilo
Diltiazem
Arriba
 
Disritmias Cardiacas Producidas por Fármacos
DISRITMIA
FARMACO
TRATAMIENTO
Bradicardia sinusal
Digital
Anticuerpos contra digitálicos
Bloqueo AV
-
Marcapasos temporal
Bradicardia sinusal
Bloqueo AV
Verapamil
Diltiazem
Calcio
Marcapasos temporal
Bradicardia sinusal
Bloqueo AV
Bloqueadores-beta
Clonidina
Metildopa
Isoproterenol
Marcapasos temporal
Taquicardia sinusal
Cualquier otra taquicardia
Supresión de beta-bloqueadores
Bloqueadores beta-adrenérgicos
Taquicardia ventricular + aleteo auricular
Quinidina
Flecainida
Propafenona
Bloqueadores del nodo aurículoventricular
Taquicardia ventricular + fibrilación auricular (WPW)
Digitálicos
Verapamil
Procainamida IV
Electrocardioversión (corriente directa)
Taquicardia atrial multifocal
Teofilina
Suprimir teofilina
Verapamil (?)
Taquicardia ventricular polimorfa con aumento del intervalo QT (torsades de pointes)
Quinidina
Sotalol
Procainamida
Disopiramida
Amiodarona (infrecuente)
Marcapasos cardíaco
Isoproterenol
Magnesio
Taquicardia ventricular frecuente o díficil de yugular (incesante)
Flecainida
Propafenona
Quinidina (infrecuente)
Administración rápida de sodio (?)
Taquicardia atrial con bloqueo AV; bigeminismo ventricular y otros
Digitálicos
Anticuerpos contra digitálicos
Fibrilación ventricular
Uso inapropiado del verapamil vía intravenosa
Reanimación cardiopulmonar
Electrocardioversión
Arriba
 
Contraindicaciones para la Administración de Antidisrítmicos
PADECIMIENTO CARDIACO
EXCLUSION O PRECAUCION
Insuficiencia cardiaca
Disopiramida, flecainida
Disfunción del nodo sinusal o AV
Digital, verapamil, diltiazem, bloqueadores beta-adrenérgicos, amiodarona
Síndrome de Wolff-Parkinson-White (riesgo de taquidisritmia si aparece fibrilación atrial)
Digital, verapamil, diltiazem
Enfermedad de conducción infranodal
Bloqueadores de los canales de sodio, amiodarona
Estenosis aórtica/subaórtica
Bretilio
Antecedente de infarto al miocardio
Flecainida
Intervalo QT prolongado
Quinidina, procainamida, disopiramida, sotalol
Trasplante cardiaco
Adenosina
PADECIMIENTO NO CARDIACO
EXCLUSION O PRECAUCION
Diarrea
Quinidina
Prostatismo
Disopiramida
Glaucoma
Artritis
Procainamida a largo plazo
Neumopatía
Amiodarona
Temblor
Mexiletina, tocainida
Estreñimiento
Verapamil
Asma, vasculopatía periférica, hipoglicemia
Bloqueadores beta-adrenérgicos, propafenona
Arriba
 
Intoxicación Digitálica

La intoxicación por digitálicos es frecuente. Ocurren con frecuencia en ancianos o personas con enfermedades que reciben polifarmacia y con compromiso orgánico múltiple. Las concentraciones séricas altas, la hipoxia (neumopatía crónica) y la hipopotasemia predisponen a las disritmias por digital. La intoxicación puede causar cualquier tipo de disritmia, pero algunos tipos son más frecuentes y característicos. La taquicardia auricular con bloqueo aurículoventricular es la más frecuente, pero también puede presentarse bigeminismo ventricular, taquicardia ventricular "bidireccional" (infrecuente por sí sola), taquicardia de unión aurículoventricular, y diversos grados de bloqueo aurículoventricular. En pacientes con concentraciones séricas altas de digital hay riesgo de provocar fibrilación ventricular con electrocardioversión con corriente eléctrica directa, sin embargo en aquellos pacientes con cifras sanguíneas terapéuticas, dicha electrocardioversión puede aplicarse sin riesgo de fibrilación. Los niveles sanguíneos "terapéuticos" no garantizan la falta de toxicidad.
Signos y síntomas: Las manifestaciones habituales por intoxicación digitálica (digoxina, digitoxina, ouabaína) incluyen: disritmias, náusea, dolor abdominal inespecífico, diarrea y alteraciones de la función cognoscitiva, cambios marcados en la visión del color (especialmente en rojo y verde) y dificultad para la lectura, dis-somnia, cambios en el comportamiento, astenia, adinamia y pseudodemencia.
Las situaciones que favorecen la presentación de disritmias digitálicas son: aumento del tono simpático, insuficiencia cardiaca, hipopotasemia, hipercalcemia, hipomagnesemia, aumento de la tensión de la pared cardiaca, isquemia cardiaca y reperfusión, diuréticos.
Para evitar la intoxicación por digitálicos, se proporciona un régimen de saturación de 1 a 1.5 mg administrados en 24 horas. La medición de la concentración sérica de digoxina después de distribución y el ajuste de la dosis diaria (0.125 a 0.375 mg) para conservar concentraciones de 0.5 a 2 ng/ml son útiles durante el tratamiento a largo plazo con digoxina. La vida media de eliminación de la digoxina regularmente es de aproximadamente 36 horas, de modo que las dosis de sostén se administran una vez al día. La quinidina aumenta las concentraciones séricas del fármaco al disminuir la depuración y el volumen de distribución de la digoxina. Otros fármacos que aumentan los niveles séricos de digoxina son: verapamilo, diltiazem, amiodarona, flecainida y espironolactona.
Mecanismos de la Intoxicación: (1) se acumula sodio dentro de la célula cardiaca inhibiendo la bomba sodio-potasio ATPasa. (2) la concentración intracelular alta de sodio provoca también un aumento del calcio intracelular, así como la liberación del calcio del retículo sarcoplasmático y de otros depósitos intracelulares. (3) el aumento del calcio intracelular dispara la corriente interna de sodio, lo que provoca una oscilación al final de la fase 3 del potencial de acción (postdespolarización tardía). (4) si esta oscilación, alcanza el umbral de potencial para los canales rápidos de sodio, se produce taquicardia (actividad desencadenada). (5) las catecolaminas inducen el aumento del calcio dentro de la célula y, por lo tanto, predispone a la aparición de taquicardias.
Identificación en el ECG: (1)bradicardia cuando el ritmo previo era normal o rápido (bloqueo SA o AV), (2) taquicardia cuando el ritmo previo era normal (taquicardia auricular, taquicardia de la unión AV, taquicardia ventricular fascicular), (3) regularidad inesperada cuando previamente existía irregularidad (provocada por un bloqueo AV completo con ritmo de la unión AV regular en un paciente con flútter o fibrilación auricular), (4) irregularidad regular (bigeminismo ventricular, Wenckebach SA o AV, o ambos).

Intoxicación digitálica


Tratamiento: (1) interrumpir la administración del fármaco (digoxina, digitoxina o ouabaína), (2) corregir el déficit de potasio y magnesio, (3) clinostatismo (evita estimulación simpática), (4) monitorización electrocardiográfica continua, (5) no realizar masaje carotídeo, ya que puede provocar fibrilación ventricular, (6) evitar la estimulación beta-adrenérgica (estrés, ansiedad, ejercicio, fármacos simpaticomiméticos), la atropina, el masaje de los senos carotídeos y la interupción rápida o brusca del marcapasos, (7) en el caso de intoxicación aguda por ingestión VO de grandes dosis de digoxina o digitoxina (algunos raticidas poseen este fármaco), realizar lavado y aspiración gástrica, y administrar carbón activado cada 4 o 6 hrs (no administrar ipecacuana), (8) difenilhidantoína 250 mg IV en 5-10 minutos hasta llegar a 1 gr, para tratar las extrasístoles ventriculares y la taquicardia auricular y ventricular, (9)sulfato de magnesio al 20% 20 ml IV en 20 min para tratar torsades de pointes, (10)bradicardia y bloqueo aurículoventricular pueden tratarse con atropina 1 mg IV o 25 mg IV de difenilhidantoína, (11) cualquier disritmia grave debe tratarse con fragmentos de Fab contra digoxina que son muy eficaces para unirse a digoxina y digitoxina, lo cual aumenta mucho la excreción renal de este medicamento, (12) para disfunción avanzada del nodo sinusal o aurículoventricular, puede ser necesaria la colocación de marcapasos cardiaco temporal, (13) corregir la hiperpotasemia y en casos rebeldes considerar la hemodiálisis.

Arriba

 
Masaje del Seno Carotídeo
 

La técnica para la estimulación del seno carotídeo es la siguiente: (1) paciente en decúbito dorsal (supino, clinostatismo) con cuello extendido, (2) cabeza del paciente girada hacia el lado opuesto al que se va a realizar el masaje carotídeo, (3) localizar seno carotídeo en el ángulo mandibular, (4) comenzar masajeando uno sólo de los lados y con presión ligera, (5) si el paciente no es hiperreactor a esta maniobra, se aplica presión firme con masaje intenso durante no más de 5 segundos.

Algunas precauciones que deben tomarse:
(1) No dar masaje carotídeo por más de 5 segundos.
(2) Siempre debe realizarse bajo monitorización constante electrocardiográfica y/o auscultación cardiaca.
(3) Está contraindicado realizar este masaje si el paciente presenta soplos carotídeos o tiene antecedentes previos de crisis isquémicas transitorias
(4) Los pacientes mayores de 60 años de edad pueden responder a pausas sinusales largas.
(5) La presión sobre los globos oculares no es eficaz, es dolorosa y peligrosa.

Otras maniobras útiles para estimular efectos vagales son: (1) posición en Trendelemburg, (2) maniobra de Valsalva, y (3) posición en cuclillas (manos unidas y presionando sobre el abdomen).

Efectos del masaje del seno carotídeo sobre las taquicardias supraventriculares:
 
Tipos de taquicardia
supraventricular
Efecto del masaje
1. Taquicardia sinusal
Enlentecimiento gradual y temporal de la frecuencia sinusal
2. Taquicardia auricular paroxística
Cese de la taquicardia o no efecto
3. Taquicardia auricular incesante
Enlentecimiento temporal (bloqueo AV) o no efecto
4. Flúter auricular
Enlentecimiento temporal (bloqueo AV), conversión en fibrilación auricular o no efecto
5. Fibrilación auricular
Enlentecimiento temporal (bloqueo AV) o no efecto
6. Taquicardia de reentrada nodal atrioventricular
 
Cese de la taquicardia o sin efecto
7. Taquicardia de movimiento circular
 
Cese de la taquicardia o sin efecto
Arriba
 
Farmacopea de Drogas AntidisrítmicasFármacos
Adenosina (Krenosin, Adenocard): Indicaciones: Reversión rápida a ritmo sinusal de la taquicardia supraventricular (incluyendo aquellas con Wolf-Parkinson-White). Antiarrítmico. Dosis intravenosa: 3 mg en 2 seg. en vena central; seguido de 6-12 mg si no hay respuesta después de 1-2 min. Dosis pediátrica: 50 mcg/kg IV. Efecto: Enlentecimiento o interrupción temporal de la conducción del nodo AV y de la conducción a través de las vías de reentrada. Inicio: Inmediato. Duración: menos de 10 segundos. Metabolismo: en los eritrocitos y en las células endoteliales. Comentarios: la adenosina es antagonizada por las metilxantinas como la teofilina. La adenosina está contraindicada en pacientes con bloqueos de segundo a tercer grado o con el síndrome del seno enfermo. Cuando se administran dosis elevadas en infusión, puede producirse hipotensión arterial. No es eficaz en la fibrilación o en el aleteo auricular. No es infrecuente la asistolia durante 3-6 segundos. [arriba]
Adrenalina (Pinadrina): Indicaciones: 1. Insuficiencia cardiaca, hipotensión arterial, paro cardiaco; 2. Broncoespasmo, anafilaxia. Aumenta el flujo sanguíneo miocárdico y cerebral durante la RCP fundamentalmente por sus propiedades agonistas de los receptores a-adrenérgicos. Dosis: La dosis recomendada es de 1 mg IV cada 3-5 min (2-2.5 mg por vía endotraqueal). alfa1 +/++, beta1 +, beta2 +. 20-200 mcg/kg/min. Mezcla para perfusión: 1 mg en 250 ml de glucosa 5% o sol. salina. Broncoespasmo: 0.10 mg/kg IV hasta 5 mg. Anafilaxia: 0.01 mg/kg SC cada 15 min por dosis hasta 1 mg/dosis. Inicio de acción: inmediato. Duración: 1-2 min. Metabolismo: por la monoamino-oxidasa/catecol-O-metiltransferasa. Comentarios: puede causar hipertensión arterial, arritmias, o isquemia miocárdica. Las arritmias se ven facilitadas y potencializadas por el halotano. La inyección local o la aplicación tópica al 1:80,000-1:500,000 causa vasoconstricción. Atraviesa la placenta. [arriba]
Amiodarona (Cordarone, Braxan): Indicaciones: taquicardia ventricular recurrente o refractaria o fibrilación ventricular. Dosis intravenosa: 300 mg IV en 60 min, seguido de 900 mg en 23 horas. Después 600 mg/día por 7 días; después 200 mg/día. Dosis per os: carga de 800-1600 mg/día por 1-3 semanas, después 600-800 mg/día por cuatro semanas, con un mantenimiento de 100-400 mg/día. Efecto: deprime el nodo senoauricular, prolonga el PR, QRS y el intervalo QT, y produce bloqueo alfa y beta adrenérgico. [arriba]
Atropina (Tropyn-Z, Atropigen): Indicaciones: antisialogogo y antibradicardizante. Tratamiento de la bradicardia sintomática (0.5-1 mg cada 3-5 min IV hasta llegar a una dosis de 3 mg) y podría ser beneficiosa en la asistolia (1 mg cada 3-5 min). No debe sobrepasarse la dosis total de 3 mg ya que produce bloqueo vagal completo. Efecto: bloqueo competitivo de la acetilcolina en los receptores muscarínicos. Comentarios: la atropina puede causar una taquicardia, que puede ser perjudicial en el caso de que se esté instaurando una isquemia miocárdica. Puede producir disociación AV, contracciones ventriculares prematuras, sequedad de boca o retención urinaria. Los efectos a nivel del SNC ocurren con dosis altas. [arriba]
Bretilio, Tosilato de (Bretylol): Indicaciones: Taquicardia o fibrilación ventricular que no responden a la cardioversión-lidocaína. Dosis intravenosa: Bolo de 5-10 mg/kg en 10-20 min, seguido de 1-2 mg/min. Efecto: inicialmente liberación de noradrenalina en la circulación, seguida de la prevención de su liberación sináptica; supresión de la fibrilación ventricular y de las disrritmias ventriculares; aumento de la contractilidad miocárdica (efecto directo). Inicio: en fibrilación ventricular, minutos; en taquicardia ventricular, 30-60 min. Duración: 6-24 horas. Eliminación: renal en un 90% sin metabolizar. Comentarios: puede causar hipertensión arterial y latidos ectópicos inicialmente, seguido de descenso de la resistencia vascular sistémica con hipotensión arterial, incremento de la sensibilidad a las catecolaminas, empeoramiento de las disrritmias debidas a digoxina, o somnolencia. [arriba]
Difenilhidantoína (Epamin, Hidantoina): Indicaciones: convulsiones, disritmias debidas a digoxina, taquicardia ventricular refractaria, neuralgia. Dosis: como anticonvulsivo, 10-15 mg/kg IV a una tasa de administración menor de 50 mg/min (hasta 1000 mg cuidadosamente, con monitorización del ECG); para profilaxis neuroquirúrgica, 100-200 mg cada 4 horas IV, a una tasa de administración menor de 50 mg/min. Para las disritmias producidas por digoxina y en la taquiarritmia ventricular refractaria: 50-100 mg IV, a una tasa de administración menor de 50 mg/min, cada 10-15 min hasta que desaparezcan las disritmias, aparezcan efectos secundarios o se haya administrado la dosis máxima de 10-15 mg/kg. Efecto: anticomicial mediante la estabilización de la membrana. Farmacocinética: unión a proteínas 87%-93%, vida media de 15-20 horas. Efectos antidisrítmicos similares a la quinidina y a la procainamida. Inicio: 3-5 min. Duración: dosis-dependiente. Eliminación: metabolismo hepático; eliminación renal (favorecida por la alcalinización de la orina). Comentarios: puede causar nistagmus, diplopía, ataxia, somnolencia, hiperplasia gingival, molestias gastrointestinales, hiperglucemia o inducción de las enzimas hepáticas microsomales. Los bolos IV pueden producir bradicardia, hipotensión arterial, paro cardiorrespiratorio, depresión del SNC. Es irritante tisular. Atraviesa la placenta. La concentración terapéutica anticomicial es de 7.5-20 mcg/ml. [arriba]
Digoxina (Lanoxin): Indicaciones: Taquicardia supraventricular, particularmente en la fibrilación o aleteo auricular, insuficiencia cardiaca. DU: 0.5-1 mg. 50% primera dosis, resto 25% c/4-8 h. M: 0.125-0.5 mg/día, 63.5-500 mcg/día, en función del funcionamiento renal. En recién nacidos, 15-30 mcg/kg/día; 1 mes a 2 años, 30-50 mcg/kg/día; 2 a 5 años, 25-35 mcg/kg/día; 5 a 10 años, 15-30 mcg/kg/día; mayores de 10 años, 8-12 mcg/kg/día; la dosis de mantenimiento corresponde a un 20%-35% de la dosis de carga cada día (reducir en la insuficiencia renal). Efecto: aumento de la contractilidad miocárdica; disminución de la conducción del nodo AV y de las fibras de Purkinje. Inicio: IV, 15-30 min. Duración: 2-6 días. Eliminación: renal (50%-70% sin metabolizar). Niveles séricos terapéuticos: 1-3 ng/ml. [arriba]
Esmolol (Brevibloc): Indicaciones: taquidisritmias supraventriculares, isquemia miocárdica. Bloqueo selectivo beta-1-adrenérgico. Dosis intravenosa: Dosis prueba de 5-10 mg IV. 0.5 mg/kg en 2 min. Mantenimiento de 50-200 mcg/kg/min. Taquicardia supraventricular: Bolo de 500 mcg/kg en 2 min, seguido de una infusión de 50-200 mcg/kg/min. Hipertensión arterial perioperatoria: Para control inmediato administrar un bolo de 80 mg en 15-30 seg, seguido de una infusión de 150-300 mcg/kg/min titulando en función a la respuesta. Inicio: rápido. Duración: 10-20 min tras la interrupción. Eliminación: degradado por las esterasas de los hematíes. Eliminación renal. Comentarios: puede causar bradicardia, retraso de la conducción AV, hipotensión arterial, insuficiencia cardiaca congestiva; actividad beta-2 a altas dosis. [arriba]
Flecainida (Tambocor): Indicaciones: disritmias ventriculares que ponen en peligro la vida. Farmacocinética: 40% se une a proteínas, la concentración sérica terapéutica es de 0.4-0.8 mcg/ml, biodisponibilidad oral del 95%, 70% se metaboliza en hígado. Farmacodinamia: antidisrítmico clase Ic, análogo fluorado de la procainamida, endentece la conducción en todo el tejido cardiaco, prolongando PR, QRS y QT, puede producir broncoespasmo. Dosis: 100 mg dos veces al día hasta 400-600 mg/día. Comentarios: las concentraciones de flecainida en suero aumentan con la ingesta concomitante de cimetidina. [arriba]
Isoproterenol, Isoprenalina (Isuprel, Medihaler-Iso): Indicaciones: insuficiencia cardiaca, bradicardia. DU: 0.02-0.06 mg. M: 2-20 mcg/min. 10-20 mcg/kg/min. Efecto: agonista beta-adrenérgico, beta1 +++, beta2 +, cronotropismo e inotropismo. Inicio: inmediato. Duración: 1 hora. Eliminación: metabolismo hepático y pulmonar; excreción renal del 40%-50% sin metabolizar. Comentarios: puede causar disrritmias, isquemia miocárdica, hipertensión o excitación del SNC. Taquifilaxis tras repetidas dosis inhaladas. [arriba]
Lidocaína (Xylocaina, Pisacaina): Indicaciones: disritmias ventriculares, supresión de la tos, anestésico local. Fármaco de elección para el tratamiento de la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular que persisten tras la desfibrilación y la administración de la adrenalina. En el paro cardiaco se utiliza una dosis inicial en bolo de 1-1.5 mg/kg que puede repetirse a los 3-5 min. Hasta una dosis total de 3 mg/kg. Si se logra revertir la taquicardia ventricular o la fibrilación ventricular se debe iniciar una perfusión continua a un ritmo de 30-50 mcg/kg/min (2-4 mg/min). DU: 1-1.5 mg/kg, seguido de dosis de 0.5 mg/kg cada 2-5 min., dosis máxima 3 mg/kg/h. M: 1-4 mg/min (20-50 mcg/kg/min). Farmacocinética: inicio, rápido; duración, moderada (60-120 min); T½ 1.6 h; Vd de 91 L; depuración, 91 L/min; pKa 7.9; unión a proteínas del 65%. Efecto: antiarrítmico, sedación, bloqueo nervioso; disminuye la conducción de los canales de sodio. Inicio: rápido. Duración: 5-20 min tras una dosis bolo única. Eliminación: metabolismo hepático produciendo metabolitos activos y tóxicos; eliminación renal (10% sin metabolizar). Comentarios: puede causar vértigo, convulsiones, desorientación, bloqueo cardiaco o hipotensión arterial. Atraviesa la placenta. Concentración sérica terapéutica = 1-5 mg/L. Evitar en pacientes con síndrome de Wolf-Parkinson-White. [arriba]
Magnesio (Magnefusin, Conducat): Indicaciones: preeclampsia y eclampsia, hipomagnesemia, taquicardia ventricular polimorfa (torsades de pointes). Dosis: Toxemia/eclampsia/tocolisis: DU: 1-4 g (32 mEq) solución 10%-20%. M: 1-2 g/h, 1-3 ml/min (4 g/250 ml de glucosa 5% o solución salina); en hipomagnesemia 10-15 mg/kg, solución 10%-20% en 15-20 min, 1 g (8 mEq)/6 h por cuatro dosis; en la taquicardia ventricular polimorfa, 1-2 g en 10 ml de glucosa 5% en unos 1-2 min, pudiéndose administrar 5-10 g para disritmias refractarias. Efecto: aumenta el magnesio sérico; para la prevención y tratamiento de las convulsiones e hiperreflexia asociada con la preeclampsia/eclampsia. Inicio: rápido. Duración: 4-6 horas. Eliminación: renal del 100% para la vía IV. Comentarios: potencia el bloqueo neuromuscular (tanto de los agentes despolarizantes como el de los no despolarizantes). Potencia los efectos sobre el SNC de los anestésicos, hipnóticos y opiodes. La toxicidad ocurre con concentraciones séricas mayores de 10 mEq/L. Evitar en pacientes con bloqueo cardiaco. Puede alterar la conducción cardiaca, especialmente en pacientes digitalizados. Precaución en pacientes con insuficiencia renal. [arriba]
Metoprolol (Seloken Zok, Lopresor 100): Indicaciones: hipertensión arterial sistémica, angina de pecho, disritmias, miocardiopatía hipertrófica, feocromocitoma. Dosis: 50-100 mg cada 6-24 horas VO Efecto: bloqueo beta-1-adrenérgico (antagonismo beta-2-adrenérgico a altas dosis). Inicio: 15 min. Duración: 6 horas. Farmacocinética: absorción oral de 95%, se distribuye por placenta y leche, vida media de 3-7 horas. Eliminación: metabolismo hepático, eliminación renal. Comentarios: puede causar bradicardia, broncoconstricción clínicamente significativa (con dosis mayores de 100 mg/día), vértigo, astenia, insomnio. Puede aumentar el riesgo de bloqueo cardiaco. Atraviesa la placenta y la barrera hematoencefálica. [arriba]
Potasio (cloruro de potasio) (Kelefusin, Kesele): Indicaciones: hipopotasemia, toxicidad por digoxina. Dosis: adulto, 20 mEq de KCl administrado IV durante 30-60 min, infusión habitual de 10 mEq/h; en pediatría, 2-3 mEq/kg/día; mezcla habitual de 20 mEq en 1000 ml de solución fisiológica. Efecto: corregir la hipopotasemia severa. Inicio: inmediato. Duración: variable. Eliminación: renal. Comentarios: la administración en bolo puede causar paro cardiaco; no exceder de 1 mEq/min en adultos. Es preferible una vía central para su administración. [arriba]
Propafenona (Norfenon, Nistaken): Indicaciones: disritmias ventriculares que pongan en peligro la vida. Farmacocinética: unión a proteínas en un 95%, biodisponibilidad oral de un 95%, concentraciones séricas máximas 1-3 horas después de su administración. Farmacodinamia: antidisrítmico clase Ic, bloqueo adrenérgico beta débil. Efectos: prodisrítmico, bloqueo de canales de calcio en dosis elevadas; prolongación del PR, QRS y QT, depresión de la función del ventrículo izquierdo. Dosis: VO, comenzar con 150 mg tres veces al día hasta un total de no más de 900 mg/día. Comentarios: está contraindicado en la insuficiencia cardiaca congestiva no controlada, choque cardiogénico, anormalidades en la conducción senoauricular, atrioventricular e intraventricular. [arriba]
Propranolol (Acifol, Sintaser, Inderal): Indicaciones: hipertensión arterial sistémica, disritmias auriculares y ventriculares, isquemia e infarto miocárdico, tirotoxicosis, miocardiopatía hipertrófica, cefalea migrañosa. Dosis: Hipertensión: 0.5-3 mg (10-30 mcg/kg) c/2 min. hasta un máximo de 6-10 mg. Dosis prueba de 0.25-0.5 mg IV, después ajustar menos de 1 mg/min hasta obtener el efecto deseado; VO, 10-40 mg cada 6-8 horas, incrementando según necesidades; dosis pediátrica, 0.05-0.1 mg/kg IV en unos 10 min. Efecto: bloqueo beta adrenérgico no específico. Inicio: IV, 2 min; VO, 30 min. Duración: IV, 1-6 horas; VO, 6 horas. Farmacocinética: absorción oral del 90%, biodisponibilidad de un 30%, se distribuye a placenta y leche, vida media de 3-5 horas. Eliminación: metabolismo hepático, eliminación renal. Comentarios: puede causar bradicardia, disociación AV e hipoglucemia, puede provocar broncoespasmo, insuficiencia cardiaca congestiva y somnolencia con dosis bajas. Atraviesa la placenta y la barrera hematoencefálica. La suspensión súbita puede precipitar la angina de rebote. [arriba]
Verapamilo (Dilacoran, Derriten): Indicaciones: taquicardia supraventricular, fibrilación o aleteo auricular, síndrome de Wolff-Parkinson-White, síndrome de Lown-Ganong-Levine. Farmacocinética: unión a proteínas de un 83%-92%, con niveles séricos terapéuticos de 80-300 ng/ml. Dosis: IV, 2.5 mg cada 1-2 min hasta un máximo de 10 mg (75-150 mcg/kg) en más de 2 min, si no hay respuesta en 30 min, repetir 10 mg (150 mcg/kg); pueden repetirse dosis cada 2-4 horas; para disritmias la dosis corresponde a 5-10 mg (0.075-0.25 mg/kg); como antihipertensivo, 2.5-10 mg (0.05-0.2 mg/kg); en pediatría, 0-1 años, 0.1-0.2 mg/kg IV, 1-15 años 0.1-0.3 mg/kg IV, repitiendo dosis si en 30 min no hay respuesta. Efecto: bloqueo de los canales lentos del calcio en el corazón, prolongación de los intervalos PR y AH con inotropismo y cronotropismo negativos; vasodilatación sistémica y coronaria. Inicio: VO, 1-2 h; IV, 1-5 min. Duración: VO, 8-24 horas; IV, 10 min a 2 horas. Eliminación: metabolismo hepático y eliminación renal; el metabolito norverapamilo tiene 20% de la actividad farmacológica del verapamilo. Comentarios: Puede causar bradicardia severa, bloqueo AV (sobre todo con beta-bloqueo concomitante), hipotensión arterial excesiva o insuficiencia cardiaca congestiva. Puede aumentar la respuesta ventricular a la fibrilación o el aleteo auricular en pacientes con tractos accesorios. El metabolismo activo tiene un efecto antihipertensivo del 20%; puede causar hipotensión arterial sistémica que puede ser revertida con 5-100 mcg de fenilefrina. [arriba]
RegresarHomepageIndice GeneralEscríbanos
Página electrónica propiedad del  Dr. Luis Federico Higgins Guerra. Derechos de autor para Anestesiología Mexicana en Internet® (www.anestesia.com.mx) y logo. Las afirmaciones y opiniones expresadas en esta página electrónica reflejan única y exclusivamente el enfoque del autor.